Constelación Ideal

Perdida la mirada y alguien me pregunta
En qué parte del universo estoy
Me viene a la mente una sola respuesta
Son tus lunares la constelación ideal

Soñarte siempre ha sido algo incontrolable
Ni hablar de otras cosas que sólo tu sabes.
Y como la fractura del cristal se forman
Deseos del actuar que opté por no seguir.

Sólo me queda una cosa, amor.
Unir las piezas de este corazón
Que se hizo trizas esa noche
Un meteorito destrozado por la ley de gravedad
Cuando nos llega un regalo de luz
Trae una carga de igual oscuridad
Y es imposible separarlas
Sólo queda equilibrarlas
Para que el ciclo se cumpla
Y volver a empezar.

De todos mis errores siempre he aprendido
De lo que más se teme se padecerá
No me ha sido fácil soltar todo aquello
Que es lo más importante sólo para mi.

Soñarte siempre ha sido algo incontrolable
Ni hablar de otras cosas que sólo tú sabes.
Me viene a la mente una sola respuesta
Son tus lunares la Constelación Ideal

Sólo me queda una cosa, amor
Unir las piezas de este corazón
Que se hizo trizas esa noche
Un meteorito destrozado por la ley de gravedad
Cuando nos llega un regalo de luz
Trae una carga de igual oscuridad
Y es imposible separarles
Sólo queda equilibrarlos
Y volver a empezar.
Y volver a empezar
Y volver a fallar.

(Letra y Música: GerardPB)
© 2017 GerardPB Music

Poder

Cuesta trabajo hacerse de las riendas que trae consigo la responsabilidad de lo que se piensa.

Y es que aferrarme mentalmente ha dado resultados, en su mayoría negativos, a situaciones donde deseo totalmente lo opuesto. Las masas le llaman poder de atracción. “El secreto”. Yo le llamo insensatez.

Tras la limpieza voy descubriendo que enfoqué mis pensamientos (y mis acciones) para tener razón en lugar de amar. Simulando que hacía las cosas por amor. 

Mentira. Solamente intentaba saciar al ego y al potecial de intuir. 

Cuando volteo hacia atrás, me percato de las fuerzas implicadas en descubrir situaciones negativas en vez de crear un contexto armónico que las evitase y aunque no es mi entera responsabilidad, el hecho de haber tomado determinado lado del camino, cuando tiempo atrás había tenido la puerta abierta para abandonar ese barco, decidí no hacerlo.  Supuestamente por madurez. Cuan errado estaba con el concepto de madurez. 

He leído y escuchado por ahí que no encontramos medias naranjas, sino tendemos a imitar factores múltiples de la persona amada, entre ellos los destructivos y autodestructivos. Muchas veces potenciado por los fantasmas del pasado y los demonios del presente, forjando una apocalíptica mezcla que resulta ser irrelevante para el resto del mundo, pero tan  penetrante para ambos, cuál lanza atravesando el cuerpo entero. Sólo quien la vive, sabe de la dulce amargura de la que hablo. 

El poder es basto. Bajo ensayo y error podemos experimentar. Iniciando con cosas simples y elevando el nivel de complejidad. ¿A qué le prestamos atención y dedicamos energía? ¿Cuáles son aquellos pensamientos recurrentes que se apoderan gradualmente del plano real volviéndose una pesadilla?

Lo cierto es que una vez atraídas las cosas, cuesta el triple deshacerse de ellas, pues traen consigo estragos, carga moral y miedo. En caso de ser positivas traen beneficios simples, tranquilidad y autoestima. 

Un poder tan grande como peligroso, pero que equilibrado puede ser lo más hermoso que nos puede suceder.

No hay cosas infinitas. Mi gran lección es que aferrarse a lo contrario es pérdida de tiempo. Ser consciente de lo finito es la receta “secreta” para aprovechar con los pies en la tierra cada momento. Pensar en lo contrario, destruye. 

Paralelo

En los rincones de mi mente habita una sensación intensa. Causa revuelo y ansiedad en los momentos menos esperados. Basta con una ligera introspección para revivir momentos clave, llenos de añoranza y debilidad. No son recuerdos, son las consecuencias imaginarias de una vida ideal. Una vida a tu lado. Como si mi imaginación fuera viajera en una dimensión paralela donde todo es fantástico. Donde seguimos viendo películas en fin de semana o donde llevamos a nuestros perros a pasear en el campo y la simplicidad de cada instante es tan grandiosa por el simple hecho de tomarte de la mano. Perder la noción del tiempo en un beso. Amanecer contigo entre mis brazos. 
Ese mundo paralelo es tan bello y el mapa para llegar se traza con los lunares de tu cuerpo. Líneas mágicas traducidas en poesía que encantado recorro con el índice una y otra vez. 
Sé que la versión de mi, en esa realidad alternativa, lo está pasando fenomenal. Quizás ignorante de muchas cosas, pero al final es feliz. 

Sin voltear al pasado. Solidificándose en el presente constante, disfrutándolo y haciéndolo crecer. 

La versión alternativa sólo sabe que no se gana ni se pierde, se evoluciona.

La versión alternativa se queda sin ti, solo por la muerte tras una vida entera juntos, no por el ego.

La versión alternativa no sabe de mi. No imagina un ápice del lado oscuro de su realidad. ¡Qué envidia tal ignorancia! Pues el saberlo todo, sin duda, acarrea más infelicidad que alegría.

La lección del collarín.

Nunca había utilizado el incómodo collarín, pero lo poco que le he aprendido a este artefacto de tortura (más que de otra cosa) es que hay que mantener la cabeza en alto y al frente. Ya basta de estar cabizbajo día y noche,  lamentándome por todo.

Los golpes llegan a mover vibraciones internas. Si bien, todo está en constante movimiento, el accidente automovilístico que tuve más allá de sumarse a la negatividad, a pesar de las pérdidas materiales, activó fortuitamente algo dentro de mi. Quién diría que un trailero de la Central de Abasto ayudaría con su imprudencia y pendejez a que yo lograra clarificar algunas ideas y desbloquear pensamientos. El universo tiene formas distintas de mantenerse en movimiento y en cambio constante. A veces abruptas, a veces sutiles, esas formas son los que nos tiene aquí y ahora.

Por fortuna estoy bien aunque no puedo decir lo mismo de mi burrito motorizado, que estará en reparación varios días.

Tomé de nuevo aquel libro llamado “Kybalión” y me topé de nuevo con lo que en ocasiones pierdo de vista:

La Tercera Ley Universal. Principio de Vibración: “Nada está inmóvil, todo se mueve; todo vibra.”

Quinta Ley Universal. Principio del Ritmo: “Todo asciende y desciende, todo se mueve como un péndulo”

Sexta Ley Universal. Principio de Causa y Efecto: “Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa”

Y nunca bastará vida para repasar estas leyes universales. El resto es, además de comprenderlas, hacerlas parte de mi.

Hoy estoy mejor.
Hoy soy.

  

Analgésico musical.

No cabe duda que la inspiración resulta ser caprichosa en ocasiones, su principal combustible es el desamor y la depresión. Pocas veces he escrito canciones feliz, pero el resultado me hace olvidar por un momento el estado de ánimo de donde surgió una canción.

Un track-demo compuesto y grabado en 4 horas. Ya vendrá la hora de pulir la versión de estudio.

REVÉS
Letra y Música: Gerardo P. Bahena

He llegado verte por doquier
Rostros, cuerpos, ojos, siempre estás ahí
Y la magia oculta en tu piel
No la buscaré jamás en alguien más.

Efímero amor que ya no es
Efímero es todo otra vez
Nunca importan tus planes, ya lo ves
La vida los pondrá siempre al revés

Paso el tiempo absorto sin poder
Revelar la cura a este desamor
Ni la lluvia logra disolver
Tu energía impregnada en mi ser

Efímero amor que ya no es
Efímero es todo otra vez
Nunca importan tus planes, ya lo ves
La vida los pondrá siempre al revés.

 

El último track.

Componer y producir música no es sencillo. Menos cuando se es autodidacta. Los vicios y el trabajo bajo ensayo y error, hacen que completar un álbum lleve más tiempo del estándar en la industria. Puedo decir que completé por fin un álbum. El siguiente paso es el pulido de temas y quizás en unos meses la distribución en línea.

Purificación” llega para cerrar el proyecto “Sin Inspiración” que contiene canciones muy importantes escritas a lo largo de 6 años de mucho aprendizaje y altibajos. En las letras reflejo estados de ánimo, experiencias, opiniones y sobre todo palabras de ánimo para seguir de necio, haciendo lo que me gusta, como me sea posible.

No soy el mejor cantante, no intento entrar en la industria musical. No persigo reconocimiento. Sólo comparto lo que compongo.

Esta canción me ha costado mucho trabajo, pues me sacó de mi zona de confort y representa una etapa muy turbia de mi vida, pero a la vez la más hermosa hasta ahora. Vaya paradoja.

Aquí el track.

Gracias inmensas, N.